Inicio » Productos » Protección pasiva contra incendios (PCI) » Conductos de ventilación y extracción

Conductos de ventilación y extracción: una solución esencial para la protección pasiva contra incendios

Los conductos de ventilación y extracción son una parte esencial de cualquier edificio. Estos conductos transportan el aire desde el interior al exterior y viceversa, lo que ayuda a garantizar la calidad del aire interior y la seguridad de los ocupantes.

Sin embargo, los conductos de ventilación y extracción también pueden ser una fuente de riesgo de incendio. Si un incendio se propaga por un conducto de ventilación, puede extenderse rápidamente a otras partes del edificio.

Para evitar este riesgo, los conductos de ventilación y extracción deben estar diseñados y construidos de acuerdo con la normativa vigente en materia de protección pasiva contra incendios.

Conductos con placas de silicatos

Una de las soluciones más eficaces para la protección pasiva contra incendios de los conductos de ventilación y extracción es el uso de placas de silicatos. Estas placas están fabricadas con cemento, arena, agua y fibras de vidrio. Son altamente resistentes al fuego y pueden ofrecer una protección de hasta 120 minutos.

Los conductos con placas de silicatos se fabrican en una variedad de tamaños y formas. Pueden ser rectos, curvos o modulares.

La instalación de conductos con placas de silicatos debe ser realizada por un profesional cualificado. El proceso de instalación suele ser el siguiente:

  1. Se instala una estructura metálica que servirá de soporte para las placas de silicatos.
  2. Se colocan las placas de silicatos en la estructura metálica.
  3. Se sellan las juntas entre las placas.

Conductos con placas de yeso

Otra solución eficaz para la protección pasiva contra incendios de los conductos de ventilación y extracción es el uso de placas de yeso. Estas placas están fabricadas con yeso, agua y fibras de celulosa. Son menos resistentes al fuego que las placas de silicatos, pero pueden ofrecer una protección de hasta 60 minutos.

Los conductos con placas de yeso se fabrican en una variedad de tamaños y formas. Pueden ser rectos, curvos o modulares.

La instalación de conductos con placas de yeso debe ser realizada por un profesional cualificado. El proceso de instalación suele ser el siguiente:

  1. Se instala una estructura metálica que servirá de soporte para las placas de yeso.
  2. Se colocan las placas de yeso en la estructura metálica.
  3. Se sellan las juntas entre las placas.

Ventajas de los conductos de ventilación y extracción con placas de silicatos o yeso

Los conductos de ventilación y extracción con placas de silicatos o yeso ofrecen una serie de ventajas, entre las que se incluyen:

  • Resistencia al fuego: Estas placas son capaces de resistir el fuego durante un período de tiempo determinado, lo que ayuda a limitar la propagación del fuego.
  • Versatilidad: Estas placas se pueden utilizar para una variedad de aplicaciones, incluidas ventilación, extracción, calefacción y refrigeración.
  • Facilidad de instalación: Estas placas son fáciles de instalar y pueden ser instaladas por profesionales cualificados o por aficionados al bricolaje.

Recomendaciones

Los conductos de ventilación y extracción con placas de silicatos o yeso deben seleccionarse en función del tipo de aplicación, el riesgo de incendio y el presupuesto. Es importante consultar con un profesional para obtener recomendaciones específicas.

Normativa

Los conductos de ventilación y extracción con placas de silicatos o yeso deben cumplir con la normativa vigente en materia de protección pasiva contra incendios. En España, la normativa de referencia es el Reglamento de Seguridad Contra Incendios en Establecimientos Industriales (RSCIEI).

El RSCIEI establece que los conductos de ventilación y extracción deben tener una resistencia al fuego mínima de 30 minutos. Esta resistencia al fuego se mide mediante ensayos de laboratorio.

Conclusiones

Los conductos de ventilación y extracción con placas de silicatos o yeso son una solución eficaz para la protección pasiva contra incendios. Estas placas ayudan a limitar la propagación del fuego por los conductos de ventilación y extracción, lo que contribuye a proteger a las personas y los bienes en caso de incendio.