Inicio » Productos » Protección pasiva contra incendios (PCI) » Franjas forjado-fachada

 Sistemas Franja Cortafuego

Las franjas forjado-fachada son una solución eficaz para la protección pasiva contra incendios de los edificios. Estas franjas se instalan en el encuentro entre el forjado y la fachada y ayudan a limitar la propagación del fuego entre ambas estructuras.

Las franjas forjado-fachada están formadas por un conjunto de componentes, que incluyen:

  • Placas ignífugas: Las placas ignífugas son el componente principal de las franjas forjado-fachada. Estas placas están fabricadas con materiales que resisten el fuego durante un período de tiempo determinado.
  • Marcos metálicos: Los marcos metálicos proporcionan soporte a las placas ignífugas.
  • Aislamiento: El aislamiento se utiliza para mejorar el rendimiento de las franjas forjado-fachada.

Las franjas forjado-fachada están disponibles en una variedad de materiales y configuraciones. El material y la configuración adecuados para una aplicación determinada dependerán de factores como el tipo de edificio, el riesgo de incendio y el presupuesto.

Ventajas de las franjas forjado-fachada

Las franjas forjado-fachada ofrecen una serie de ventajas, entre las que se incluyen:

  • Seguridad: Las franjas forjado-fachada ayudan a proteger a las personas y los bienes en caso de incendio.
  • Versatilidad: Las franjas forjado-fachada se pueden utilizar para una variedad de edificios.
  • Eficiencia: Las franjas forjado-fachada son una solución eficaz y eficiente para la protección pasiva contra incendios.

Instalación de franjas forjado-fachada

La instalación de franjas forjado-fachada debe ser realizada por un profesional cualificado. El proceso de instalación suele ser el siguiente:

  1. Se instalan los marcos metálicos en la ubicación deseada.
  2. Se colocan las placas ignífugas en los marcos metálicos.
  3. Se instala el aislamiento, si es necesario.

Mantenimiento de franjas forjado-fachada

Las franjas forjado-fachada deben ser inspeccionadas regularmente para garantizar que se encuentran en buen estado. Las revisiones deben llevarse a cabo como mínimo anualmente.

Aplicaciones

Las franjas forjado-fachada se pueden utilizar en una variedad de edificios, incluidos:

  • Edificios de oficinas: Las franjas entre forjado y fachada se emplean para segmentar el edificio en sectores de incendio. 
  • Edificios residenciales: Las franjas forjado-fachada se pueden utilizar para dividir un edificio residencial en sectores de incendio.
  • Edificios industriales: Las franjas forjado-fachada se pueden utilizar para dividir un edificio industrial en sectores de incendio.

Recomendaciones

Las franjas forjado-fachada deben seleccionarse en función del tipo de edificio, el riesgo de incendio y el presupuesto. Recomendamos buscar asesoramiento profesional para obtener recomendaciones específicas.

Tipos de franjas forjado-fachada

Existen dos tipos principales de franjas forjado-fachada:

  • Franja forjado-fachada de placas: Este tipo de franja está formada por placas ignífugas, marcos metálicos y aislamiento.
  • Franja forjado-fachada de materiales compuestos: Este tipo de franja está formada por materiales compuestos, como lana mineral, fibras de vidrio o espuma.

Normativa

Las franjas forjado-fachada deben cumplir con la normativa vigente en materia de protección pasiva contra incendios. En España, la normativa de referencia es el Reglamento de Seguridad Contra Incendios en Establecimientos Industriales (RSCIEI).

El RSCIEI establece que las franjas forjado-fachada deben tener una resistencia al fuego mínima de 60 minutos. Esta resistencia al fuego se mide mediante ensayos de laboratorio.

Conclusiones

Las franjas forjado-fachada son una solución eficaz para la protección pasiva contra incendios de los edificios. Estas franjas ayudan a limitar la propagación del fuego entre el forjado y la fachada, lo que contribuye a proteger a las personas y los bienes en caso de incendio.