Perfiles metálicos, el esqueleto de la construcción

perfilmetalicoblog2

En la construcción, los perfiles metálicos suponen un componente fundamental e imprescindible.

Se trata de elementos fabricados principalmente en acero, hierro  y aluminio cuyo uso se extiende a gran variedad de ámbitos de aplicación; superficies, enmarcado de ventanas y puertas, cerramientos de techos, paredes, aberturas, extramuros y fachadas, barandas  …

Los perfiles se utilizan como elementos estructurales, incrementando y asentando la resistencia en la obra. Puede contar con diferentes formas geométricas, según las prioridades de uso y aplicación,  teniendo como objetivo el reforzamiento de la pieza estructural.

Cada modelo se lleva a cabo mediante un proceso concreto de producción y fabricación según la necesidad específica de diseño de acabados.  Un proceso que atiende, no sólo a su funcionalidad y empleo, sino, también, al contexto del lugar de aplicación; industria, obra civil, hogar, locales y comercios …

Podemos generalizar que los perfiles metálicos van destinados, en mayor medida, a usos comerciales e industriales debido a las características mecánicas, físicas y químicas que ofrecen.

Otro de los aspectos de fabricación a tener en cuenta es la electrólisis, un proceso que, mediante el uso de electricidad, se divide el metal en dos para formar de nuevo uno solo, se trata de una medida para incrementar la resistencia ante la corrosión.

Otro proceso a destacar lo conforma el anodizado; un tratamiento que favorece el incremento de grosor del metal, multiplicando sus propiedades de respuesta ante los ataques de óxido.

Mediante el Galvanizado se mezclan dos metales que, mediante electrólisis, quedan protegidos ante riesgos de corrosión y deterioro.

El aluminio es uno de los metales más habituales en la fabricación de perfiles metálicos, su especial combinación de propiedades, como su baja densidad y resistencia a la corrosión, lo hacen realmente útil en su aplicación a la ingeniería mecánica. Jugando en su composición con los aleaciones adecuadas se puede aumentar su resistencia mecánica en cifras notables  (hasta los 690 MPa), además, es un gran conductor eléctrico y de calor. Todo siempre a bajo coste.

De igual forma, se hace obligatorio destacar los perfiles de acero, un tipo de metal muy frecuente en estructuras, herramientas, equipos mecánicos o maquinaria.

Se trata de un material tenaz, con altas posibilidades de ser tratado, gran resistencia y durabilidad y, sobretodo, su uniformidad, sus propiedades apenas cambian con el paso de los años, aventajando, por ejemplo, otras opciones derivadas de concretos reforzados.

Otras ventajas importantes del acero; gran facilidad de adaptabilidad, por soldadura o remaches, gran rapidez de montaje, opciones de laminado, variedad de tamaños y formas u opciones de reutilización.

Si estas interesado en este tipo de soluciones, visita nuestra gama de perfiles

Si tienes cualquier duda o consulta, contacta con nosotros, estaremos encantados de ayudarte

 

 

'